BIENVENIDA

BENDICIONES...!!BIENVENIDO A SERMONES CRISTIANOS EVANGELICOS...¡¡ En nuestra página Ud. encontrará una amplia gama de servicios e información detallada para la PREDICACION DEL EVANGELIO. Esperamos poder satisfacer sus expectativas con respecto al estudio y conocimiento de la Palabra de Dios, para lo cual, cumplimos con permanecer en comunión constante con Nuestro Señor Jesucristo, a través de la oración y ayuno, pidiendo sabiduría de lo alto y revelación de su Espíritu Santo, para la elaboración de este espacio y que sea una manifestación divina la que podamos compartir con todo creyente, que sienta la necesidad del alimento espiritual para su respectiva madurez. Confiamos en Dios que seguirá bendiciendo muchas vidas a través de Su Palabra, por tanto les agradeceremos recomendar este sitio, para que muchas más personas, sean también bendecidas. Su hermano en Cristo Manuel Letiche
Búsqueda personalizada

PAISAJE ORIENTAL

PAISAJE ORIENTAL
VISITENOS EN "MINISTERIOUNMENSAJEDESALVACION" CLICK EN LA FOTO

sábado, 31 de diciembre de 2011

DEFENDIENDO TU HOGAR




DEFENDIENDO TU HOGAR

2º Samuel 23:11-12
11 Después de éste fue Sama hijo de Age, ararita. Los filisteos se habían reunido en Lehi, donde había un pequeño terreno lleno de lentejas, y el pueblo había huido delante de los filisteos.
12 El entonces se paró en medio de aquel terreno y lo defendió, y mató a los filisteos; y Jehová dio una gran victoria.

1. Hay que estar unidos.
Sama era uno de los tres valientes, el primero en el vs. 8 era Joseb-basebet, el segundo era Eleazar y el tercero no menos importante era Sama.
Algo que nosotros podemos ver es que los filisteos se habían reunido. La palabra de Dios nos habla constantemente acerca de la bendición cuando hay unión en la iglesia y en el hogar.
Hechos 2:1
1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos
Hechos 2:4
4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.
La Biblia nos habla del día de Pentecostés y como Dios ayudo aquí para que se esparciera el evangelio en todos lugares y también de como fueron llenos todos del poder del Espíritu Santo por la bendición y obediencia de estar juntos.
Regresando a 2ª Samuel 23 nos dice que los Filisteos se habían reunión en Lehi, el problema de nosotros es que nuestros hogares no están unidos, al contrario están bien desunidos, y halla afuera el mundo esta haciendo todo lo posible para unirse, tienen sus reuniones, grupitos, religiones y organizaciones; y entonces cuando nosotros como cristianos queremos enfrentaros contra ellos de alguna manera, nos hacemos para atrás, decimos si voy y resulta que no, si lo hago y termino no haciéndolo, y debemos nosotros especialmente con nuestras familias decir: vamos todos juntos a la iglesia , cuando vamos a ganar almas salir y hacerlos juntos, cuando vamos a hacer algo para Dios, tener un altar familiar que no sea el papa y el hijo y todos los demás viendo la telenovela, si no tenerlo todos juntos como familia, unidos, cuando sea tiempo de orar por algo, que todos estén unánimes juntos orando por algo en especial, que cuando sea de hacer algo por las cosas del Señor lo podamos hacer unidos.
La Biblia nos dice que los Filisteos estaban juntos, unánimes, y eso es lo que nosotros debemos de hacer en nuestro hogar, debemos de buscar estar siempre unidos.

2. Tenemos un pequeño terreno que son nuestros hijos y hay que ser de buena influencia para ellos.
En 2ª Samuel también nos dice que había un pequeño terreno, pero estaba lleno de alimento y nosotros tenemos ahí quizás algunas cosas que parece que son pequeñas o que son insignificantes pero que son realmente de gran valor, no dice que había un pequeño terreno de piedras o de lodo o que no servía para nada, si no que este terreno estaba completamente lleno de lentejas, no dice había unas cuantas lentejas, si no que estaba lleno de lentejas, y nos habla acerca de la provisión de Dios.
Dios nos ha dado de su bendición y aun cuando nosotros podamos pensar que en nuestra familia no hay nada de importante ese terreno lleno de lentejas son nuestros hijos! A lo mejor parece y pensamos que no saben, o que no sirven para nada, pero debemos de pensar en la bendición que hay en nuestros hijos, que Dios no ha dado a nosotros la oportunidad para hacerlos mayordomos, que estamos influyendo mas en la vida de nuestros hijos.
Muchas veces el esposo dice: es que ahí en mi familia nunca había amor, ni se tomaban de la mano, nunca le llevaba mi papa unas rosas a mi mama y por eso yo soy así, y muchas veces nuestra escusa es esa para no cambiar.
Nosotros podemos ser una gran influencia positiva o negativa para nuestros hijos. Cuantos niños hoy en día que crecen odiando a sus papas, pensando aun que se quieren matar!.
Nosotros debemos de buscar dar a nuestros hijos una influencia positiva, cada cosa que decimos es una influencia para nuestros hijos, cada movimiento nuestros hijos ya nos conocen, ellos viven con nosotros, no los podemos engañar.
Tenemos un terreno en el cual hay lentejas, es la bendición de Dios, nosotros somos quienes estamos criando ese terreno, procurando que esas lentejas puedan crecer y que no venga el enemigo y las corte, las queme y las pate y nosotros somos responsables de ese pequeño terreno y aunque este pequeño delante de los ojos de Dios es algo importante. Un día Dios va a utilizar a nuestros hijos para su gloria y honra, tal ves no todos van a ser pastores pero si pueden ser unos excelentes cristianos.
La palabra de dios nos habla muchas veces de como debemos de hablarle a nuestros hijos.
Deuteronomio 6:6-7
6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Cada instante y momento trata de ser una influencia para tus hijos, es un pequeño terreno que esta ahí y que nosotros aunque parezca muy pequeño esta lleno de lentejas, un día esas lentejas van a servir para alimentar a muchos con el evangelio. Y Dios no dice a nosotros por que no le haces como Sama, que protegió ese terreno lleno de lentejas.

3. Hay quienes huyen y hay quienes se quedan.
En la ultima parte de 2ª Samuel nos dice que el pueblo huyo delante de los filisteos, entonces, hay quienes huyen y hay quienes se quedan.
Nosotros debemos de tomar la decisión de quien soy yo! Soy de los que rehúyen, de los que se rajan o ven una pequeña imperfección y se van o de los que se quedan.
Decidir si voy a ser aquel hogar que no se preocupa que no le importa que le vale lo que le puede pasar a sus hijos. De los que piensan: ahí como salga mi hijo! Es que a ti te salió obediente y a mi no! No es así!
Cuando hay oración y disciplina y comunicación con nuestros hijos podemos tener unos niños que sirvan al Señor. Pero debo de decidir yo.
No hay que pensar que cuando venga un sicólogo y diga: es que su hijo salió homosexual y ya nada se puede hacer, pensar: hay pues ni modo. La palabra de Dios nos dice que nosotros somos los que podemos guiar a nuestros hijos.
No decir hay como salga el niño! Y es lo que nosotros tenemos muchas veces, decimos así es o así salió y no nos esperamos ni nos preocupamos, no oramos, entonces debo de decidir si son de los que huye cuando viene un problema o que a lo mejor mi hijo e hija cumple 11 o 12 años y empieza a haber un poco mas de rebeldía y en ves de preguntarla al pastor o a su esposa o leer la Biblia, decimos: hay! Ya hice lo que pude y a ver que pasa con el, espero que salga bien y que vaya a la iglesia! Y cuando ya es mas grande y de plano no quiere ir a la iglesia, en ves de explicarle, animarlo a que vaya a la iglesia, somos de los que huimos y lo regañamos y lo dejamos que haga lo que quieran! Así no se va a arreglar nada!
Cuando me rindo, cuando ya no hago ese esfuerzo, eso es la palabra huir.
Cuando veo a los filisteos y en ves de voltear a ver a Dios, me le quedo viendo a los filisteos que vienen corriendo, sacando polvo, haciendo ruido y muchas veces así es el mundo, viene tras nosotros, persiguiéndonos, haciendo un escandalo, parecen elefantes que me van a pasar y me van a atropellar, me quedo ahí con la boca abierta y ni si quiera me acuerdo de Dios o le clamo a Dios, veo el problema y la solución mas fácil es huir, es decir bueno ya a mi no me importa mi hogar o mi hijo o mi hijo, ya no me importa mi esposo o mi esposa! Eso es huir.
Pero Sama no huyo se quedo bien plantadito, se quedo firme.
Efesios 6:10-11
10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
Dios nunca prometió: en el momento que seas cristiano ya nunca vas a tener asechanzas, no, si no que dice la palabra de Dios que vamos a tener asechanzas, pero que si nos fortalecemos en el Señor, vamos a poder estar firmes!

4. Estar firmes.
La palabra Firme quiere decir plantados! Y la palabra firme quiere decir que cuando viene una tempestad o un problema o  una ola yo la puedo resistir estando firme, bien parado, por que hay varias formas de pararse y estando firmes, si estamos con un pie, viene una ola y nos tira, pero si uno esta firme viendo que es lo que viene, uno como que va a inclinarse un poco mas y a meter el cuerpo bien. No va a bajar las manos y decir ahí vienen los caballos! Mejor me tiro de una vez!
Soy de los que huyo o de los que esta firme??
Sama no fue de los que huyo, algunos voltearon y le dijeron: hay te quedas Sama! Y empezaron a correr! Y a lo mejor estos que corrieron pensaron: hay pobre Sama, míralo, solito, tan menso! Que habrán pensado de Sama, tal ves que quedarse ahí es por que era un ignorante o un neófito, que no sabia lo que le iba a pasar. Pero Sama estaba ahí y el estaba diciendo: ahorita aquí me los echo! Y si muero, muero defendiendo este terrenito! Pudo haber muerto Sama, pero sabe que, mejor morir aquí defendiendo el terrenito, mejor morir aquí con la familia, defendiéndola, ayudándola, diciendo yo voy a estar firme en las cosas de Dios, en la iglesia, en la oración; que decir, bueno mejor me voy para halla, noo! Este terreno de lentejas es el que Dios le había dado! Y Sama dijo: aquí me quedo!

5. No hay que estar sentados.
En 2ª Samuel 23:12 dice, el entonces se paro, no huyo, se puso de pie. Muchos estamos sentados en la obra del Señor.
No se quede sentado! Por que si lo hacemos estamos diciendo, bueno pues yo me quedo, no voy a huir, pero si me quedo sentado, también ya me rendí.
El quedarse sentado es flojear, es decir que pase lo que pase!
Podemos huir o también quedarnos sentado, es lo mismo, es no hacer nada.
Sama se paro. Y hay muchas cosas que pasan cuando uno se pone de pie. Aquella persona que esta en depresión, lo primero que no quiere hacer es ponerse de pie, quiere quedarse acostado, no se quiere levantar ni bañar, ni comer! No quiere hacer nada, simplemente no se quiere poner de pie.
Hay otros que no se pueden estar sentados! Andan de aquí para halla y hasta ponen nervios, pero prefiero ver a uno que esta todo de arriba para abajo a uno que esta acostado solo rascándose la panza!
Debemos de estar de pie. Como se gana almas? De pie!
Debemos ponernos de pie siempre y mas aun cuando estamos en mayores dificultades.

6. Lo defendió.
Sama se puso de pie en medio de aquel terreno y lo defendió!
Jueces 11: 30-31
30 Y Jefté hizo voto a Jehová, diciendo: Si entregares a los amonitas en mis manos,
31 cualquiera que saliere de las puertas de mi casa a recibirme, cuando regrese victorioso de los amonitas, será de Jehová, y lo ofreceré en holocausto.
Jefte le hace una promesa al Señor, Dios le dio la victoria mas adelante en la historia y gloria al Señor que Jefte defendió lo que Dios le había dado y algo muy hermoso para Jefte era su única hija que salió a recibirlo después de su victoria y tuvo que entregarla a Dios como lo había prometido, y yo creo que la idea de Jefte era esta: prefiero darle a mi única hija a Dios que dársela a estos amonitas.
Pero nuestro pensamiento llega a ser a veces diferente, si mi hijo se va al mundo pues ni modo! Halla de el o de ella! Y no estamos defendiendo, estamos haciendo todo lo contrario y al final vienen las consecuencias!
Debemos de defenderlos! Y defender es reconocer lo que Dios nos ha dado y luchar! Parte de defender y luchar es venir a la iglesia, es tener un altar familiar, es poner responsabilidades en nuestro hogar,  es decirle a nuestros hijo esto no puedes hacer, esto si puedes hacer; que ellos tengan bien claro que es lo que esta permitido y que es lo que no esta permitido.
Parte de defender y luchar es sacar el internet de sus cuartos y la televisión y la música que hay, es buscar que ellos sirvan al Señor.

7. Jehová Dio una gran victoria.
El solito defendió ese terreno. Jehová lo ayudo, no dice: tremendo Sama si no que Jehová le dio la victoria!
A veces simplemente lo que tenemos q hacer es ponernos de pie, no huir ni quedarse sentado, ponernos en las manos de Señor, pedirle sabiduría y  defender.
Dios ve a veces nuestras debilidades como papas o como esposos pero si yo clamo al Señor, Dios me puede escuchar y ayudar, y que para El sea la gloria y la honra!
Y la gran victoria es ver a un hogar que esta sirviendo al Señor, que nuestros hijos están casados y quizás están de misionero o de pastor; o que simplemente son unos excelentes cristianos, que son fieles y tiene una buena esposa y unos bueno hijos, sirviendo al Señor, esa es la gran victoria!
Pero a veces no la vemos por que huimos de los filisteos!

















ACTUALIDADES

Loading...